Imprimir
Categoría: Terrorismo
Visto: 6714

By Anders Behring Breivik [Attribution], via Wikimedia Commonsamerica.gov

Washington - El presidente Obama expresó su pésame al pueblo noruego tras los atentados terroristas contra la sede del gobierno en Oslo y en un campamento juvenil en las afueras de la ciudad, e instó a la comunidad internacional a colaborar en lo que respecta a cooperación de seguridad para ayudar a prevenir el terrorismo.


En declaraciones el 22 de julio en la Casa Blanca, durante una reunión con el primer ministro de Nueva Zelanda John Key, Obama dijo que Estados Unidos "proporcionará todo el apoyo que podamos" a las autoridades noruegas que investigan los ataques.

Más temprano ese mismo día, una bomba estalló fuera de los principales edificios del gobierno en Oslo, matando según se informa a siete personas e hiriendo gravemente a otras dos. Siguió al incidente un tiroteo contra jóvenes que asistían a un campamento en Utoeya, una isla en las afueras de Oslo, que mató según informes, a por lo menos nueve personas. La policía noruega ha dicho que el supuesto asaltante que fue detenido está vinculado al ataque con bombas en Oslo.

El presidente expresó personalmente su pésame al pueblo noruego y dijo que los ataques son "un recordatorio de que toda la comunidad internacional tiene que participar en prevenir que ocurra esta clase de terrorismo".

También demuestran que "tenemos que trabajar juntos, cooperativamente, tanto en cuestiones de inteligencia como en prevenir esta clase de ataques", dijo.

El primer ministro neozelandés Key dijo que si se encuentra que los ataques fueron un acto de terrorismo mundial, entonces "eso demuestra que ningún país, grande o pequeño, está inmune a ese peligro".

"Por ese motivo, Nueva Zelanda desempeña su papel en Afganistán y nos sumamos a otros países como Estados Unidos para hacer el mundo un lugar más seguro", expresó el primer ministro.



Redactor: Por Stephen Kaufman