Imprimir
Categoría: Dactiloscopia
Visto: 23159
EL CRYSTAL VIOLET; UN MÉTODO SENCILLO Y DE BAJO COSTE PARA LA REACTIVACIÓN DE HUELLAS DACTILARES SOBRE SUPERFICIES ADHESIVAS.
Por Carlos Zagala, Abogado. Universidad Gran Mariscal de Ayacucho, Bolívar, Venezuela. Para más Información escríbanos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Básicamente, los métodos para reactivar huellas dactilares son de naturaleza física o química. Conocer el proceso correcto es esencial para tener éxito según sea el caso. Casi a diario, se desarrollan nuevos métodos pero a pesar de ello, muchas veces los procedimientos más rudimentarios y tradicionales son los que ofrecen mejores resultados. En general, con la compra del polvo o químico de que se trate las casas fabricantes envían al usuario una hoja técnica explicativa en donde se indica el modo de uso y aspectos relativos a la seguridad. Entre los procesos químicos más populares para este fin podemos citar: cristales de Ninhidrina, DFO, Rodamina 6G, Crystal Violet, Amido Black, Adrox Dye Spray, Basic Yellow, Physical Developer, SPR, Mixtura MBD, Ácido Fucsina, Sudan Black, Iodina, Nitrato de Plata, TEC, Basic Red, RAY, RAM, Fluoresceína, Zinc Chloride, Nile Red, Phloxine B, Coomassie Blue y Crystal Violet. En este papel nos proponemos sólo hacer algunas observaciones y comentarios sobre el último de los reactivos nombrados.
El Crystal Violet es usado para reactivar huellas dactilares sobre el lado adhesivo de casi cualquier cinta, verbi gratia, scotch, cinta para electricista, kraft, etc. Básicamente, para preparar el químico se mezcla con agua destilada, se remoja la cinta en la solución y se enjuaga con agua corriente. Se debe tener cuidado con este químico, sea manipulado como polvo o como solución, ya que deja Manchas difíciles (cuando no imposibles) de quitar sobre casi cualquier cosa, piel, ropa, pisos, muebles, pinzas, etc. Con frecuencia, el crystal violet es usado para detectar objetos hurtados o robados ya que estos al ser manchados son fácilmente reconocibles en manos del delincuente. Se aplica una fina capa de polvo sobre el objeto y cuando este entra en contacto con la humedad presente en las manos toma un color púrpura oscuro y deja una marca característica sobre cualquier cosa que toque. Empero, no es aconsejable este uso por las terribles manchas que origina ya que estas son imposibles de limpiar en la mayoría de las superficies. Con frecuencia, se usa este método para entregas controladas de efectivo en casos de secuestro colocando una fina capa de polvo sobre los paquetes de dinero. La vida útil del químico cuando se lo guarda para uso posterior es indefinida, no expira o deteriora pero una vez preparada la solución sólo debería guardarse de tres a seis meses. Cierto es que las preparaciones de vieja data pueden seguir funcionando pero no menos cierto que los resultados podrían ser de baja calidad.
Ficha Técnica.
Comercialmente, el crystal violet también se conoce bajo el nombre de gentian violet, cristal de violeta o simplemente violeta de genciana . Básicamente, se trata de un tinte colorante de naturaleza proteínica que mancha las secreciones sebáceas presentes en la piel, el sudor y las huellas tornándolos de un color púrpura intenso. Dada esta naturaleza proteínica, también puede usarse para resaltar huellas dactilares contentivas de sangre. De usarse en esta última situación, el primer método que comentaremos es el más recomendable. También, como quedó indicado, se lo usa para reactivar huellas en la mayoría de las cintas adhesivas; el empleo de polvos en estos casos es imposible pues este se adhiere a toda la superficie pegajosa de la cinta y no selectivamente sobre la huella . El crystal violet en polvo debe primero disolverse en una solución para luego ser aplicado. Otro método similar para reactivación sobre cintas adhesivas, el llamado coomassie blue , no puede usarse en todo tipo de cintas, i.e., scotch tape, ya que ataca y disuelve la cinta misma. Una de las mayores ventajas del crystal violet es su precio, unos 15 dólares americanos por 25 gramos, los cuales son, por cierto, bastante rendidores. Abajo, vemos la foto de su presentación en polvo.



Normas de Seguridad.
Como con la mayoría de los químicos, siempre debemos leer los instructivos adjuntos antes de comenzar a trabajar. El polvo viene con un pequeño manual MSDS, acrónimo ingles para “material safety data sheet” el cual describe los peligros que compromete el uso de cualquier producto. Sugerimos al comienzo no usar esta pericia en casos de la vida real. Trataremos de practicar primero con objetos diversos para familiarizarnos con su correcta aplicación. También recomendamos que use guantes de látex desechables al manejar este producto para evitar las manchas en las manos. Si usamos el método número dos, que describiremos infra, tenga cuidado al manipular el etil alcohol, ya que es inflamable y venenoso, el ácido hidroclórico también es corrosivo. Use lentes protectores, guantes y ropa protectora, trabaje cerca de un lugar en donde pueda lavar sus ojos en caso de derrames accidentales. Manipule la solución con cuidado de no derramarla sobre la ropa, piso o muebles, ya que luego será muy difícil de limpiar. Recomendamos, si es posible, el uso de una pantalla acrílica sobre la cara de las que vienen con tapaboca, esto evitará el contacto de la solución con los ojos o la cara.


Mezcla - Método Uno
Agregue 1 gramo de crystal violet a 1 litro de agua destilada . El pH del agua es importante para una preparación adecuada. Deberíamos revisar el pH el agua usando una tira de papel especial para medirlo y comprobar que el valor sea aproximadamente 7-8. El pH puede ajustarse usando amoníaco. Cuando se compra el agua destilada en su presentación industrial revisaremos la botella en busca del valor del pH. Todos los artículos de vidrio en donde mezclemos tienen que estar escrupulosamente limpios.
Procedimiento.
Para procesar trozos de cinta adhesiva, vierta la solución en una bandeja lo suficientemente larga como para alojar todo el pedazo de cinta. Trate de que la cinta sea cortada en trozos manejables. Si no tenemos bandeja podemos remojar la cinta una y otra vez sujetándola con una pinza. De usar bandeja, puede ser de metal, vidrio o plástico. La solución seguramente manchará la bandeja después de usarse algunas veces. Para evitar contaminación recomendamos destinar siempre la misma bandeja para esta pericia y no darle otro uso. Existen en el mercado unas bandejas de aluminio que son desechables (como las que se usan para hornear pasteles) una vez manchadas, estas son definitivamente una buena opción y se consiguen incluso en supermercados o tiendas de abarrotes.



Remoje la cinta en la solución por unos minutos. Enjuague el excedente de solución con agua corriente. Las huellas se harán visibles en un contraste que puede ir de leve a profundo. Si las huellas no se aprecian bien, repita la operación remojando la cinta en la solución por algunos minutos más. Remoje en agua corriente una vez más y examine la calidad del contraste. Esta operación puede repetirse varias veces, pero debemos tener cuidado de no sobre-reactivar las huellas.

Método Dos.
Mezcla para Almacenaje: Mezcle 1.5 gramos de crystal violet en 100 ml de etil alcohol.
Solución de Trabajo: Diluya 2 ml de la mezcla de almacenaje descrita arriba en 100 ml de agua corriente.
Solución de Limpieza: Agregue 10 ml de ácido hidroclórico a 90 ml de agua corriente.
En este caso, usaremos el mismo procedimiento de remojar y enjuagar descrito en el método uno. Sin embargo, si las huellas resultas reactivadas más de la cuenta la cinta debe remojarse en la solución de limpieza, esta ayuda a definir y lograr mejor contraste. Este método es un tanto más peligroso por la naturaleza de los químicos usados.
Visualización.
Si el contraste entre las huellas y la superficie en que se encuentran no es suficiente para una fotografía adecuada, deberíamos usar alguna fuente de luz alternativa de suerte de generar fluorescencia . En caso de hacer esto, es menester que la cinta se seque luego de reactivadas las huellas por al menos 24 horas a temperatura ambiente. Esto porque si la concentración de crystal violet sobre la cinta es alta, podría no generarse ninguna fluorescencia visible al ojo desnudo. Las huellas a penas reactivadas tienden a ofrecer mejores niveles de fluorescencia. La longitud de onda de la luz debe ser de unos 525, 530 o 570 nanómetros (luz verde y amarilla) y para esto usaremos lentes rojos. Si usamos 485 o 450 nanómetros (luz azul), emplearemos lentes amarillos. Las cámaras para fotografiar las huellas deben estar provistas de filtros del mismo color de los lentes en combinación con las luces indicadas. En la fotografía de abajo, vemos la apariencia de una huella dactilar reactivada con crystal violet sobre cinta adhesiva.




Como Procesar Cinta de Electricista.
Con frecuencia los delincuentes usan cinta adhesiva para distintos fines, maniatar a sus víctimas o amordazarlas, empaquetar alijos de sustancias ilícitas, unir cables en dispositivos detonantes, cargadores de armamentos, etc. Para esta tarea podrían emplearse cintas de distintos tipos. El problema se presenta cuando la cinta sobre la que han de reactivarse las huellas no ofrece buen contraste debido a su color. Es el caso de la cinta para electricista, muy popular por su bajo costo y eficiencia. Esta última puede ser de varios colores, como los de la foto de esta página. En el caso de que la cinta sea de color negro, tal vez el color más común en el mercado, tendremos que usar un método diferente para reactivar las huellas. Esto puede hacerse colocando la cinta, una vez reactivadas las huellas, entre dos hojas de papel fotográfico. Debemos asegurarnos que la cinta este bien lavada, enjuagada y seca. Pruebe que lado del papel fotográfico es menos pegajoso en contacto con la cinta, este lado sera el ideal para colocar el lado adhesivo. Caliente una plancha (sin vapor) para ropa a temperatura moderada y pásela sobre el papel. Cuidadosamente despegue las dos hojas de papel y retire la cinta. Hecho esto, verá como las huellas se han transferido a una de las hojas de papel fotográfico. Aquí o hay trucos, sólo la práctica da buenos resultados. Recomendamos tratar con papel fotográfico del que se usa para impresoras.
NOTA: las huellas obtenidas por el procedimiento descrito aparecen invertidas. A los fines de imprimir las fotografías será necesario invertir el negativo antes de colocarlo en la ampliadora.

De todos los colores de cinta para electricista, la de color negro es la que requiere de un método algo diferente.
Un buen método para recordar “invertir” los negativos es colocar junto a las huellas, antes de fotografiarlas, una escala o testigo métrico transparente . La escala debe ser colocada junto a la evidencia cara abajo y luego tomar la fotografía. Al imprimir el negativo, debemos hacerlo de suerte que la escala aparezca en la posición correcta. Para lograr esto debemos invertir el negativo en la ampliadora. Al aparecer el testigo métrico en la posición correcta también lo será la imagen de la huella.

Para manipular los trozos de cinta, recomendamos usar pinzas de polímero desechables como las que se ven en la foto de arriba. Tienen la ventaja de ser muy económicas y pueden destinarse siempre a la misma pericia. Si resultan manchadas por el crystal violet no perderemos gran cosa. Eso si, debemos evitar usar las mismas pinzas para recolectar evidencias físicas en otros procedimientos. Para dicho fin usaremos una nuevas, de ser posible recién sacadas de su envoltorio estéril. Existen también, juegos de 10 escalas o testigos métricos que vienen en colores surtidos por unos 7 dólares americanos, estas son ideales por el tamaño extra grande de los números, fácilmente apreciables en las fotografías y porque están hechas de un material vinílico poco reflexivo que impide que el flash rebote hacia la cámara. Vienen marcadas en pulgadas y milímetros, en colores muy vivos que permiten escoger el mejor contraste con la superficie en donde vamos a fotografiar la evidencia, generalmente, negro, blanco, gris, amarillo y transparente. También las hay sensibles a la luz ultravioleta en forma de “L” o de “T”. Para huellas dactilares recomendamos las de seis pulgadas como las de la foto al pie.







En el caso de tener que usar fluorescencia para fotografiar las huellas será menester emplear la variación de las escalas de referencia que se observan en la foto de arriba en su versión sensible a la luz ultravioleta, i.e. aproximadamente 395 nanómetros. Este tipo de testigo métrico tiene una variación de contraste cada dos pulgadas y círculos en los extremos al igual que las regulares, lo cual ayuda a dar sentido de dirección y orientación al observador. En la foto de la página siguiente, vemos huellas tomadas con súper macro, cámara digital, luz ultravioleta y filtro ámbar.








También, es posible que necesitemos una escala tipo “L” para evitar la distorsión presente en algunas imágenes. Los mejores ejemplos del tipo de evidencia que podría requerir de estos testigos métricos son los rastros hemáticos, huellas dactilares, agujeros de balas, lesiones cutáneas, huellas de pies, vehículos o zapatos. Sobre este tipo de escala, es fácil apreciar las barras oscuras de una pulgada intercaladas que facilitan las mediciones incluso en fotografías de poca calidad. Tienen también tres círculos con cruces para ayudar a resolver el problema de la distorsión. Cada lado de la escala tiene cuatro pulgadas de largo y una pulgada de ancho. En la foto al pie se puede observar este tipo de escala bajo condiciones de luz ambiental. Se aprecia de un color más bien naranja y blanco.

En la foto de la próxima página se aprecian huellas fotografiadas con la misma escala tipo “L” bajo luz ultravioleta. Este tipo de luz, como lo hemos expuesto en otros trabajos ha revolucionado las investigaciones de muchos delitos, especialmente aquellos que lesionan la libertad sexual y el buen orden de las familias . Las escalas fluorescentes de esta clase son ideales para historificar lesiones como petequias, equimosis, laceraciones, hematomas, estas últimas tienden a apreciarse mejor con fuentes de luz forense.







En algunos casos, es menester usar una fuente de luz multibanda. La principal desventaja de este tipo de fuente de luz es su alto coste. Creemos que los mismos efectos se pueden lograr con un buen juego de linternas Inova de distintas longitudes de onda, principalmente de 395 y 470 nanómetros, esto es, luz azul y ultravioleta.


Arriba y abajo, otras dos presentaciones del Crystal Violet o como se lo conoce también, Gentian Violet, distribuido por Faurot Forensics y Lynn & Peavey en USA.





En la foto de arriba, se aprecia la forma en que el crystal violet reacciona con los residuos sebáceos contenidos en la piel y por consiguiente en las huellas dactilares, estos pueden ser visualizados con facilidad incluso en fotografías en blanco y negro. Recomendamos estirar la cinta con delicadeza a medida en que es introducida en la solución usando pinzas. Esto se debe a que de hacerlo en forma apresurada podríamos distorsionar o destruir la huellas presentes. Se trata de un problema que enfrentan muchos investigadores pues, salvo que la cinta sea retirada de la superficie en donde fue colocada por el propio investigador, cuando se la desecha tiende a pegarse y encogerse sobre si misma tomando formas caprichosas. La solución, una vez lista para ser usada, tiene la apariencia de la tinta de color amatista intenso o morado profundo.
CONCLUSIONES.
1) Que el crystal violet, gentian violet, genciana o cristal de violeta, son en realidad el mismo químico con diferentes nombres.
2) Que se trata de una pericia de bajo coste y de fácil uso.
3) Que los materiales usados para la pericia deben ser preferiblemente desechables.
4) Que el único inconveniente que tiene este químico en lo que se refiere a la detección de delitos contra la propiedad son las manchas que deja sobre los objetos con que entra en contacto.
5) Que no requiere de mayores medidas de seguridad, sólo el uso de guantes y el cuidado de no derramarlo sobre ropa, muebles u objetos similares.
6) Que representa una ayuda extraordinaria para la reactivación de huellas dactilares sobre superficies adhesivas.
7) Que el coomassie blue, una prueba similar, podría reaccionar con algunos tipos de cinta y disolverlas.
8) Que se ha descrito en distintas bibliografías que el uso de esta pericia podría dañar el material genético contenido en la evidencia.
9) Que el uso de polvos regulares, duales o magnéticos es imposible a la hora de reactivar huellas dactilares sobre cinta adhesiva.
10) Que existen al menos una docena de métodos químicos para la reactivación de huellas dactilares que debemos estudiar y profundizar para saber cual es el más apropiado en el caso concreto.
11) Que una vez preparada la solución de crystal violet no debemos guardarla por más de seis meses.
12) Que en su forma de polvo la vida del crystal violet es indefinida.
13) Que el crystal violet no representa un riesgo alto para la salud si se manipula apropiadamente.
14) Que lo anterior implica, al menos, el uso de guantes, mascarilla facial y lentes protectores. Las bandejas, vasos, agitadores, etc., que usemos deben ser preferiblemente desechables y estar escrupulosamente limpios.
LECTURAS RECOMENDADAS.
The Use of Leuco Crystal Violet to Enhance Shoe Prints in Blood, William J. Bodziak FBI Laboratory Washington, D.C.
Decolorization of Malachite Green and Crystal Violet, by Waterborne Pathogenic Mycobacteria Jefferson J. Jones1 and Joseph O. Falkinham.
Chemical Enhancement of Fingerprints in Blood: an Evaluation of Methods, Effects on DNA, and Assessment of Chemical Hazards, Dr. J.D. DeHaan, J.D. Clark, T.F. Spear, R. Oswalt, S.S. Barney, CA Department of Justice, Bureau of Forensic Services, Sacramento, California.
Fluorescent Gentian Violet, by A.J. JUMPER Physical Evidence Section Dallas County Sheriff's Dept.
Coomassie Brilliant Blue; Material Safety Data Sheet, Printing date 01/10/2002, reviewed on 01/10/2002.
Tratado de Microbiología, BURROWS WILLIAMS (1974). 20º edición. Editorial Interamericana, S.A. México – D.F.
"Microbiología" JOKLIK /WLLETT/AMOS/WILFERT (1994). 20ª edición. Editorial Médica Panamericana Buenos Aires – Argentina.
Microbiología, CARPENTER, P (1969) 1ª edición. Editorial Interamericana. México D.F.
EL AUTOR AUTORIZA EL USO DE ESTE MATERIAL ÚNICAMENTE PARA FINES PERSONALES, ACADÉMICOS O PEDAGÓGICOS. CUALQUIER OTRO USO QUEDA PROHIBIDO. SI DESEA INFORMACIÓN DE CÓMO COMPRAR EL CRYSTAL VIOLET EN VENEZUELA COMUNÍQUESE A NUESTRO CORREO ELECTRÓNICO.