Imprimir
Categoría: Criminología
Visto: 9560
http://www.teletica.com

Adrián Meza


Quizás, la palabra mara no tiene ningún significado en el vocabulario de los costarricenses. Pero a partir de ahora, usted sabrá qué es y conocerá de las barbaries que cometen en El Salvador, Honduras, Guatemala, México y los Estados Unidos.
Las maras son pandillas juveniles sumamente violentas, que usan tatuajes en todo el cuerpo para identificarse plenamente. También utilizan un lenguaje corporal extraño, combinan el español con el inglés, visten con ropa holgada, su caminar es diferente y sus peinados muchas veces son ridículos.

El nombre Mara proviene de las hormigas salvajes Marabundas, que habitan como plagas las junglas amazónicas.

Solo que ahora en lugar de selvas destruyen ciudades completas... y no las hormigas, sino hombres y mujeres cuyas edades oscilan entre los 10 y 30 años.

El fenómeno nació en Los Ángeles, California, y tomó primero a El Salvador. Posteriormente, las pandillas se extendieron por Honduras, Guatemala y en menor medida a Nicaragua. Existen más de 200 mil miembros.

Hoy, son una amenaza para Costa Rica y Panamá, pues en los países antes señalados se crearon fuertes leyes antimaras que obligan a las agrupaciones a emigran.

Aunque existen diferentes pandillas o maras, hay dos que sobresalen: la 18 y la Salvatrucha, rivales a muerte que solo buscan dominar comunidades completas

La primera en formarse fue la 18. Se identifica así porque nació en la calle 18 del sector de Rampart, en Los Angeles.

Luego aparecieron los Salvatruchas, conformada por centroamericanos. Es liderada por salvadoreños... de ahí la raíz del nombre.

Los salvatruchas nacieron para contrarrestar las agresiones que los centroamericanos sufrían por parte de otras pandillas al llegar a Estados Unidos.

Todo esto en la década de los 70's, cuando miles de centroamericanos huyeron hacia Norteamérica para escapar de las guerras en sus países.

Casi 30 años después, las maras sufrieron una metamorfosis. Sus ideologías quedaron atrás y hoy tienen casi un solo objetivo: matar.

Telenoticias captó escenas grotescas, que muestran el resultado de un enfrentamiento entre la 18 y los salvatruchas, también denominados como MS o M-13.

Sin duda alguna el actuar de las pandillas es muy violento. Los noticieros salvadoreños no cesan de informar sobre los crueles asesinatos. Hallar un cuerpo descuartizado se convirtió en algo común...

El temor, con razones obvias, se apoderó de la sociedad. Muchas personas tienen que pagarle a las pandillas para poder llegar al lugar en que viven, sin embargo, eso no les asegura que adentro sean atacados por otros miembros.

Así de real, así de crudo... y peor es que los jóvenes que componen las maras parecen estar ciegos en este mundo. Solo buscan ser más para tener un dominio total sobre todos.

Lo que nació tras el sueño americano de muchas familias, ha terminado en una pesadilla que nos amenaza...