GUIA PRÁCTICA PARA PRESERVACIÓN Y RECOLECCIÓN DE EVIDENCIAS

GUÍA PRÁCTICA PARA LA PRESERVACIÓN Y RECOLECCIÓN DE EVIDENCIAS FÍSICAS EN LA ESCENA DEL DELITO.
Por Carlos Zagala, abogado. Universidad Gran Mariscal de Ayacucho, Bolívar, Venezuela. tiendaforensedevenezuela@yahoo.com
De una apropiada recolección y preservación de las evidencias depende en gran medida la victoria del proceso penal como vía jurídica diseñada por el hombre para alcanzar la justicia. Es esta actividad y los resultados que arroja el pilotaje de una sentencia ajustada a la verdad. Como lo han dicho algunos, “la importancia de realizar una buena recolección y conservación de las evidencias criminales radica en que ello permitirá llegar a descubrir lo que realmente ocurrió e identificar a los presuntos responsables ”. La investigación penal es pues, “el conjunto de diligencias orientadas al descubrimiento y comprobación científica del delito, sus características, la identificación de sus autores o participes, así como el aseguramiento de sus objetos activos y pasivos” . El presente trabajo ofrece concejos prácticos para materializar dichas diligencias de forma efectiva. Debemos claro advertir que la política de cada institución tiende a variar, por eso es menester consultar a todos los comprometidos y, de manera especial, al laboratorio con el que vayamos a trabajar en los distintos procedimientos.
Contenidos.
Manchas de Sangre. Manchas de Semen. Cabellos. Fibras e Hilos. Vidrio. Pintura. Líquidos Inflamables. Armas de fuego. Municiones. Casquillos. Proyectiles. Marcas de Herramientas. Sustancias Prohibidas y Preparaciones Medicinales. Documentos Dubitados. Impresiones Dactilares. Teléfonos Celulares. Dispositivos extraíbles. Ordenadores. Cajas Negras.
Manchas de Sangre.


La sangre en cúmulos líquidos debería recogerse en una gasa, algodón o en algún otro material estéril . Debe dejarse secar al aire completamente a temperatura ambiente. Debería refrigerarse o congelarse y ser llevada al laboratorio tan pronto como sea posible. Esperar más de 48 horas puede hacer la muestra inútil.
• Si se encuentra cerca de un laboratorio, lleve el objeto manchado de inmediato.
• Si no hay un laboratorio en las cercanías, o si el objeto debe ser enviado por correo, déjelo secarse completamente antes de empaquetarlo.
• No caliente el material manchado ni lo exponga directamente a la luz del sol para secarlo. Cuelgue la pieza de evidencia en un cuarto en donde haya ventilación apropiada y temperatura ambiente.
• Si no está completamente seco, etiquételo y enróllelo en papel o colóquelo en una bolsa de papel o caja, séllelo y coloque la etiqueta en el contenedor. Coloque solo una pieza de evidencia en cada contenedor. No use contenedores plásticos. Los contenedores deben ser preferiblemente de cartón duro.
Manchas de Sangre Secas .
• Sobre ropa, de ser posible, envuelva la pieza en papel limpio, colóquelo en una bolsa de papel, selle y etiquete el contenedor. No trate de remover las manchas sobre ningún textil.
• En objetos sólidos pequeños, envíe todo el objeto al laboratorio luego de empaquetarlo y etiquetarlo como se explicó.
• Sobre objetos grandes y sólidos, cubra el área impregnada con papel limpio y selle los extremos con cinta adhesiva para prevenir pérdida o contaminación. Si enviar todo el objeto al laboratorio resulta impráctico, raspe la mancha sobre un trozo de papel limpio , que pueda ser doblado y colocado en un sobre. No raspe la mancha directo dentro del sobre. Raspe las manchas de los objetos impregnados con sangre usando un cuchillo limpio u otra herramienta similar. Lave y seque el cuchillo o herramienta cada vez que raspe una nueva mancha. Selle y envíe el sobre.
• No mezcle las muestras de manchas secas. Colóquelas en sobres separados.
• Nunca trate de limpiar las manchas secas de un objeto usando un trapo húmedo o papel. Abajo, bolsas de papel ideal para artículos impregnados de sangre.

Muestras de Sangre (Autopsias).
Solicite al patólogo que obtenga la muestra de sangre directo del corazón en un vacutainer tapa amarilla o púrpura, algunos laboratorios requieren de ambos. En ocasiones, cuando no puede disponerse de sangre en estado líquido, solicite al patólogo recolectar una sección del hígado, hueso, y/o tejido muscular profundo y congele.

Muestras de Sangre in vivo.
Para posteriores exámenes, haga que las muestras se recolecten en vacutainers tapa amarilla y púrpura. Estos se distinguen fácilmente de los tubos BA que tienen tapa gris. Si la víctima esta herida al punto de necesitar una transfusión, haga un esfuerzo por obtener o comience los procedimientos necesarios para hacerse de una muestra pretransfusión recolectada por el hospital. Estas muestras no son guardadas por largos períodos en el hospital, así que es importante actuar rápido. También, asegúrese de que alguna pieza de ropa impregnada de sangre usada por la persona haya sido secada, empaquetada y preservada para servir como muestra secundaria de comparación.
Manejo y Almacenaje de Fluidos.
Los médicos que obtengan las muestras y participen en la autopsia serán llamados posteriormente a dar fe sobre los hechos que conocieron con ocasión de su ministerio profesional so pena de violarse el debido proceso. En general, este principio se aplica a todos los peritos y/o sujetos que hayan participado en la investigación aportando su arte o ciencia. Recordemos que todo policía debe guardar reserva sobre la investigación.

Manchas y Muestras de Control.
1. Secar al aire.
2. Envolver en papel.
3. Congelar.
Debe ponerse especial cuidado en los objetos no absorbentes si son empacados (en metal o plástico). La condensación por calentamiento podría afectar o destruir tales evidencias. Es mejor guardarlas a temperatura ambiente y enviarlas al laboratorio lo antes posible. Por ninguna razón almacene las muestras dentro de vehículos por mucho tiempo.

Sangre.
• Refrigere, no congele los Standard recolectados en vacutainers tapa amarilla.
• Envíelos al laboratorio lo antes posible.
Saliva.
• Recoléctela en gasa estéril o palillos de oídos, permita secar y empaque en papel. No use contenedores o recipientes plásticos . Para muestras de ADN con hisopos bucales, recolecte al menos cuatro, dos para el laboratorio y dos para almacenaje. Estos últimos servirán si los primeros se pierden o destruyen.
Manchas Seminales.
• Con frecuencia, aunque no siempre, son encontradas en la ropa, sábanas, etc. Permita que se sequen, envuélvalas en papel, y colóquelas en bolsas. No use bolsas de plástico. Para localizarlas use luces ultravioleta para papel moneda.
• En casos de delitos sexuales, La víctima siempre debe ser examinada por un médico. Un kit para recolección de evidencia en caso de abuso sexual está disponible en el mercado. Es muy importante respetar las instrucciones contenidas en el kit para sacar el máximo provecho a la evidencia.
• Etiquete las prendas como calzones, patíes, u otras similares separadamente.
• Si están húmedas, permita que la prenda se seque completamente antes de empaquetarla.
• Manipule las prendas lo menos posible usando siempre guantes de látex.

Cabello.
• Un examen del cabello humano puede ocasionalmente revelar el grupo étnico del individuo del que proviene y el lugar del cuerpo en donde se originó.
• El cabello humano puede ser comparado para determinar si dos muestras pueden haber tenido un origen común. El valor del examen de laboratorio de estas muestras dependerá de la cantidad de cabello recuperado y las características halladas en dicho examen. En vehículos revise con cuidado la parte de adentro del techo.
• Recolecte todo el cabello que pueda. Si es posible, use los dedos o pinzas para recogerlos, colóquelos en sobres de papel para monedas los cuales deben doblarse y sellarse en sobres más grandes.
• Si el cabello esta pegado, verbi gratia en sangre seca, metal o trozos de vidrio, no trate de removerlo, déjelo sobre el objeto. Si el objeto es pequeño, márquelo, envuélvalo, y séllelo en un sobre. Si el objeto es grande, envuelva el área que contiene el cabello con papel para evitar que se pierda durante el transporte.
• En casos de delitos sexuales, la región púbica de la víctima debe ser cepillada con un peine pequeño antes de recolectar los estándares. Obtenga muestras indubitables del cabello de la víctima, del sospechoso, y coimputados para comparación con los especimenes desconocidos. El método recomendado para recolectar cabellos de la cabeza es hacer que la persona se incline sobre una hoja grande de papel de color claro, y hacer que frote la cabeza de suerte que los cabellos caigan en el papel. Luego deberían recolectarse más halándolos de las áreas representativas de toda la cabeza. Un total entre 50-100 cabellos es lo deseable. No corte el cabello. El mismo método se emplea para recolectar el cabello de otras partes del cuerpo. 30-60 cabellos de la zona púbica son lo ideal. Cuando se trata del imputado, el cabello debería recolectarse de todas partes del cuerpo aún cuando puede haber sólo interés en el cabello de la cabeza .

Fibras e Hilos.
• Esta evidencia es encontrada con frecuencia en abrasiones de telas o guindando en materiales rasgados, en casos de arrollamientos. En algunos casos de hurto, puede encontrarse en mallas protectoras rasgadas por el intruso, en vidrios rotos u otros similares. Pueden también recolectarse con una aspiradora de mano.
• El examen de dichas fibras puede ser hecho normalmente para determinar el tipo y el color. El examen mostrará generalmente la clase de prenda o tela de las que proviene.
• Fibras e hilos pueden también ser comparadas con las ropas del sospechoso para determinar si venían o no de estas.
• Si se encuentran hilos o fibras visibles, pueden recogerse con los dedos y colocadas en un trozo de papel, luego en un sobre para monedas, este último será marcado y sellado. Nunca coloque las fibras en un sobre grande de correos ya que pueden perderse fácilmente.
• Si son pocas las fibras halladas envuelva toda el área en donde estén con papel y envíe todo el objeto al laboratorio.
• Recoja las fibras usando cinta adhesiva solo si el laboratorio de su jurisdicción lo permite y así lo indica. Cuando se recolecta este tipo de evidencia, también envíe las ropas de las personas de donde se presuma se han originado al laboratorio para propósitos de comparación.
• En delitos sexuales, actos lascivos , y algunos otros casos, puede ser posible indicar o demostrar el contacto entre dos individuos o entre una persona y un objeto, verbi gratia el asiento de un vehículo, por comparación de fibras. Estos exámenes solo tienen valor cuando se sabe sin lugar a dudas que no hubo contacto entre los individuos de que se trate o entre el individuo y el objeto antes de o luego del delito. Debemos tener sumo cuidado de mantener cada pieza de ropa o evidencia separada de las demás. Cada prenda debería depositarse sobre papel de envolver limpio , luego enrollada dentro del papel para luego ser marcada. Si la ropa de un sospechoso toca la prenda del otro o de la víctima, si es colocada en la misma mesa, sobre en el asiento del vehículo en cuestión, en contacto con pertenencias de un coimputado o con cualquier objeto de la escena del delito, las comparaciones podrían no tener ningún valor.
Vidrio.
Con frecuencia, las ventanas son rotas en casos de hurtos, igual sucede con las luces de los vehículos en los arrollamientos y las botellas u otros objetos, estos pueden, al romperse, dejar fragmentos o astillas en las pertenencias del sospechoso.
Recolección de la Evidencia.
• Los zapatos , las ropas u otros objetos del imputado contaminadas con vidrio deben ser envueltas en papel y enviadas al laboratorio para su análisis.
• Todo el vidrio encontrado en escenas de arrollamientos debe ser recolectado. La búsqueda no debe limitarse al lugar del impacto, ya que los vidrios pueden esparcirse a cierta distancia mientras el vehículo se aleja de la escena. Los residuos de diferentes localizaciones deberían envolverse por separado. Todo el material debe recogerse ya que puede haber más de un tipo de vidrio presente. Coloque los pedazos pequeños en envoltorios de papel, luego en sobres de monedas, pastilleros, o latas de evidencia que puedan ser marcadas y selladas.
• Ponga los fragmentos grandes en cajas. Separe las piezas individuales con algodón o papel para evitar que se rompan aún más o se dañen los bordes durante el transporte. Selle y marque la caja que los contenga.
Muestras para Comparación.
• Ventanas: Si el vidrio roto es pequeño, envíe toda la ventana o el vidrio restante al laboratorio. Si se trata de una ventana grande, recupere varias muestras de distintas áreas de la ventana. En caso de ser el vidrio lo suficientemente grande como para recolocarlo en la ventana y comparar las líneas de fractura, marcas de crestas, abrasiones de superficie o contaminación, se necesitara toda la ventana rota.
• Vidrios de Autos – Faros: El vidrio que queda dentro de los focos debe recuperarse. Si se sospecha que nuevos faros han sido instalados, deben ser desmontados y sometidos a un examen cuidadoso en busca de pequeñas astillas de las luces cambiadas. En estos casos, también debe enviarse al laboratorio la refacción colocada por el imputado.
• Otros: Si se trata de botellas u otros objetos de vidrio, recupere todo el vidrio que pueda.
Luces Traseras y Delanteras de Vehículos.
• Como parte de la investigación de Accidentes de Tránsito, podría tener importancia especial determinar si las luces traseras y delanteras funcionaban al momento de la colisión.
• La recuperación de los filamentos tiene importancia crucial. Estos son muy pequeños y su localización requiere de una búsqueda cuidadosa. Si son recuperados, deben ser envueltos en papel o en un pastillero y sellados con cinta adhesiva. Se localice o no los filamentos mayores, todas las partes remanentes del foco, sócate, envoltura, piezas de plástico, tornillos, deberían envolverse en papel y llevarse al laboratorio.
Pintura.
Con frecuencia, en casos de arrollamiento se encuentra pintura, también en herramientas usadas por hampones, y ocasionalmente en casos de distinta naturaleza.
Arrollamientos.
• La pintura podría quedar en las ropas de la víctima. Examine todas las áreas, con particular atención al lugar del impacto en el cuerpo de la víctima.
• Si se encuentra pintura no trate de quitarla, pero marque la prenda, enróllela con cuidado en papel de envolver y envíela al laboratorio.
• Esta pintura demostrará, en el peor escenario, el color de la parte del vehículo que impactó a la víctima. El color debe ser registrado y do*****entado, sin embargo, debemos recordar que muchos autos tienen dos o más colores de pintura y que la encontrada tal vez representa sólo la parte en contacto con la víctima o víctimas.
• Raramente, el examen de la pintura transferida a la ropa indica la manufactura y modelo del coche involucrado, ya que sólo se transfiere usualmente la capa superior de la misma. Además, muchos vehículos son pintados dos o más veces usando colores y tipos de pintura que pueden ser diferentes a los especificados por el fabricante del vehículo. El color y tipo de pintura escogido por el dueño para retocar el automóvil puede también ser el mismo que el usado por un fabricante de otra marca, lo cual podría generar confusión al tratar de establecer responsabilidades.
• Algunas veces, trozos enteros de pintura se transfieren a la ropa. Si estas hojuelas o trozos tienen dos o más capas, y en especial si provienen de un automóvil pintado más de una vez, tal evidencia puede tener un gran valor cuando el vehículo sospechoso es localizado. En algunos casos, encontraremos trozos de pintura en el suelo, cerca del punto de impacto.
• Si logramos dar con el vehículo del sospechoso , debemos obtener muestras para comparación de todas las áreas en donde se aprecie el daño reciente. Esto es de suma importancia ya que la pintura puede ser diferente en tipo y composición en las distintas áreas, aún cuando el color de todas las áreas sea el mismo. Si la pintura puede ser despegada en trozos doblando suavemente el latón, remuévala de esa manera. Si no se puede, ráspela con la hoja de un cuchillo limpio. Limpie con cuidado la hoja del cuchillo o navaja cada vez que recolecte una nueva muestra. Recolecte todas las capas hasta llegar al metal. Coloque cada muestra en un contenedor separado. Recordemos que las alfombras de los vehículos son una fuente extraordinaria de residuos de distinta naturaleza. Por eso, deben ser revisadas con mucho cuidado.
• Es muy común que en el caso de colisiones entre dos o más vehículos se transfiera pintura entre los involucrados. Si se encuentra dicha evidencia, trate de removerla y guardarla en un envoltorio de papel. Si la pintura ha quedado regada sobre la superficie de la carrocería, trate de arrancar pedazos de la pintura del vehículo, incluyendo la pintura transferida, así como la capa superior original del mismo. Guarde las evidencias de distintas áreas en contendores separados. No coloque las muestras directo en los sobres, póngalas primero en envoltorios de papel.
• De ocurrir la transferencia de pintura, recolecte siempre muestras de áreas inmediatamente adyacentes a cada transferencia en cada uno de los vehículos. Esto último es de gran importancia ya que permite al laboratorio distinguir entre la pintura transferida y la pintura original presente en el automóvil.
Hurtos.
• Los artilugios usados para escalamiento y fractura de puertas , cajas fuertes, u otras similares frecuentemente contienen residuos de pintura, así como de otras sustancias, tales como plástico, aislantes, etc. Hay que poner mucho cuidado en que no se pierdan dichos residuos. En el caso de encontrase, envolveremos con papel limpio el lugar de la herramienta (digamos una palanca) que contenga el residuo y lo sellaremos con cinta para evitar que se pierda. JAMAS INTENTE RECOLOCAR LA HERRAMIENTA SOBRE LA MARCA O IMPRESIÓN ENCONTRADA. De hacerlo así, podrían haber transferencias de pintura u otros materiales y las evidencias encontradas luego no tendrán valor.
• Recolecte muestras de pintura de todas las áreas de la escena del delito en donde se hayan usado herramientas. Estas muestras deben incluir todas las capas presentes. NO DESTRUYA O DETERIORE LA MARCA O IMPRESIÓN DEJADA POR LA HERRAMIENTA AL RECOLECTAR LAS MUESTRAS. De ser posible, corte el trozo o pieza en donde este la marca, y envíela al laboratorio.
• La propia herramienta puede contener pintura u otros similares. Las trazas podrían encontrarse luego en la escena. Debe hacerse una búsqueda cuidadosa de estos residuos particularmente sobre las marcas dejadas por la herramienta.
Recolección y Preservación de Muestras de Pintura.
• Mantenga todas las muestras en recipientes separados.
• Se pueden usar pequeños papeles doblados en forma cónica al efecto (cucurucho) para recolectar y mantener las muestras. Un método satisfactorio y práctico es poner cinta adhesiva en un lado del envoltorio y a un lado del vehículo, estructura, o cerradura justo bajo el área donde la muestra será recolectada. Si se sostiene la abertura del envoltorio con una mano, y con la otra se emplea una navaja para raspar la pintura directo al envoltorio. Con la muestra en el envoltorio, se retira la cinta adhesiva y se dobla la abertura del envoltorio varias veces. Luego puede colocarse en un sobre para monedas que será marcado y sellado. Se puede usar cinta para cerrar el envoltorio, nunca deben usarse grapas.
• Botellas de vidrio u otros similares deben usarse como último recurso.
• NUNCA COLOQUE LA PINTURA DIRECTAMENTE EN LOS SOBRES a menos que se trate de pedazos grandes. Esto se debe a que la mayoría de los sobres tienen rajas en las esquinas y puede perderse o contaminarse la evidencia.
Fluidos Inflamables.
La búsqueda de líquidos combustibles en casos de incendios provocados debería incluir un examen exhaustivo de toda la escena. Debería incluso extenderse a las áreas no afectadas por el fuego, ya que estos fluidos han podido colocarse en otros lugares y fallado su ignición.
Los residuos de fluidos inflamables pueden también ser encontrados en latas en escenas de incendios provocados. Así mismo los colchones, alfombras, lencería, conglomerado y otros objetos similares pueden contener fluidos que suelen ser separados e identificados en el laboratorio aún cuando estén chamuscados o quemados parcialmente. Las superficies de madera sobre las que se hayan derramado y encendido los combustibles pueden todavía contener restos detectables, esto si la madera no ha sido completamente carbonizada por el fuego. Aun en lugares en donde haya ocurrido un gran incendio, pueden encontrarse restos de líquidos inflamables que han sido absorbidos en la tierra, a través de grietas o aberturas en el piso o bajo objetos grandes. Mientras que la mayoría de los líquidos inflamables comúnmente usados tienen olores característicos, algunas sustancias disponibles son casi inodoras y pueden escapar con facilidad a la detección. Estos incluyen, algunos alcoholes, kerosén desodorizado, fluidos para encendedores, etc.
• Si se encuentran líquidos volátiles en recipientes abiertos, vierta una pequeña cantidad en una botella de vidrio limpia con tapa de seguridad para evitar derrames. No use recipientes plásticos ni de tapa de goma .
• Deben recolectarse pequeñas muestras de suelo, madera, tela, papel, etc., colocadas en latas de metal limpias que serán selladas inmediatamente para evitar la pérdida de componentes volátiles por evaporación. (verán latas de evidencia especiales para este tipo de evidencia en este trabajo).
• Pedazos grandes de madera, lencería, conglomerado, y otros similares que no quepan en latas de evidencia serán colocadas en bolsas de plástico o nylon. Asegúrese de confirmar con su laboratorio que latas o bolsas son las apropiadas.
• Cuando puedan hacerse marcas sobre la propia evidencia, hágalo. En cualquier caso. todos los envoltorios o paquetes deben ser marcados con los datos de la recolección.
• Normalmente, las muestras de los líquidos inflamables presentes en la escena deben ser también enviados para su comparación con cualquier material recuperado o parcialmente quemado.
• Las muestras de las sustancias inflamables en posesión del imputado también deben ser enviadas al laboratorio para su comparación. Esto incluye ropa, trapos, u otros materiales con olores o manchas sospechosas. Estos tienen que ser empaquetados y sellados en la misma forma descrita. Es posible, en muchos casos, aislar los fluidos inflamables en objetos parcialmente quemados o chamuscados por medio del análisis cromatográfico de gas y otros estudios para determinar el tipo de combustible presente. En general, sin embargo, el fabricante o la marca del material no pueden determinarse.

Armas de Fuego.
• Nunca envíe un arma cargada al laboratorio , a menos que sea llevada en persona. Los cartuchos no disparados de una pistola pueden dejarse en el cargador, sin embargo este debe ser removido del arma. Una pistola con cartucho en la recámara no debe ser enviada al laboratorio por ningún medio, aun cuando tenga pasado el seguro o no tenga levantado el percutor. Vera como empacar correctamente un arma en cajas infra.
• Nunca limpie el interior del arma, la recámara, la masa o tambor antes de enviarla, y nunca trate de dispararla después o antes de su examen.
• Nunca recoja un arma colocando un lápiz u otro objeto en el extremo del cañón o a través del guardamonte.
• Registre el serial del arma , fabricante, modelo y calibre del arma, márquela de tal suerte de no dañarla o deteriorarla antes de enviarla al laboratorio. Marcar el arma es importante ya que números duplicados se encuentran a veces en diferentes armas del mismo fabricante y tipo genérico. No confunda los números patente o modelo con los seriales. Indique todos los rasgos distintivos del arma.
• Ponga las armas en cajas de cartón fuerte o madera, bien empacadas para evitar que se muevan o desplacen.
• Los rifles o escopetas no deben ser desarmados.
• Si hay sangre u otra evidencia similar sobre el arma, envuélvala con papel y séllelo con cinta para evitar el movimiento del arma y la pérdida de la evidencia durante el traslado. Envíe inmediatamente al laboratorio.
• Si el arma debe ser examinada en busca de huellas dactilares, proceda como se indica en este manual. Abajo, caja para armamentos y cierres de nylon.

Todos los sobres deben ir etiquetados.
Balas o Proyectiles.
• Nunca haga marcas sobre las balas.
• Envuelva las balas recuperadas en papel y séllelas en pastilleros o sobres separados y etiquetados. Aunque estén deformados o destrozados recolecte los pedazos.
• Envíe todas las balas recuperadas al laboratorio. Una identificación concluyente puede ser posible tal vez en una de varias balas recuperadas aún cuando todas parezcan estar en buenas condiciones.
• No trate de limpiar las balas antes de enviarlas al laboratorio. Las recuperadas del cuerpo de la víctima deberían dejarse secar y envolverse en papel. De ser lavadas podría destruirse la evidencia.
Cartuchos o Casquillos.
• Envuelva los casquillos recuperados y séllelos en pastilleros o sobres separados y etiquetados. Se les puede recoger introduciendo un lápiz dentro o con pinzas.
• Los cartuchos de escopeta disparados pueden ser marcados en la parte exterior del mismo, sobre la porción plástica.
• De requerirse un examen para determinar si un cartucho o casquillo fue disparado por un arma específica, debemos enviar la munición no disparada y el arma para su análisis.
• Debemos enviar todas las municiones al laboratorio pues algunas nos brindan más detalles para la identificación que otras.
• Envuelva cada casquillo en papel para evitar dañar su base, el fulminante, o que se marque por el contacto con otros casquillos. Coloque los casquillos una vez envueltos en sobres o pastilleros. Séllelos y etiquételos.
Municiones.
• Siempre trate de recuperar munición no disparada para comparación cuando se disponga o llegue a disponerse de las armas. Si no se encuentran en la propia arma, probablemente el imputado tenga más en su auto, ropa, casa, o en otro lugar . Podría tener importancia para algún examen duplicar con exactitud la manufactura, tipo y edad de la munición usada en el delito. La munición remanente en posesión del sujeto en general es idéntica a la disparada en el momento del delito.
• La munición no disparada no debe ser marcada. La caja con las municiones puede ser marcada sin tener que marcar cada una de las balas.
Tatuaje de Pólvora.
• Es necesario enviar la ropa u otros materiales en donde quede la marca de residuo de la pólvora o agujeros de balas al laboratorio. Las prendas deberían ser envueltas con cuidado en papel limpio y dobladas lo menos posible para evitar remover las partículas de pólvora. Las fotografías del patrón de la pólvora no son suficientes, en la mayoría de los casos un examen microscópico y pruebas químicas deben hacerse sobre los propios objetos. Empaquete la evidencia por separado.
• Para que los exámenes referidos a patrones de pólvora tengan valor, es esencial obtener munición idéntica en tipo y edad (que tan vieja o nueva era) a la usada en el delito. Esta munición es necesaria para disparar el arma sospechosa y determinar la distancia entre la punta del cañón o apaga fuegos y la víctima u otro objeto en el momento de la deflagración .
Residuos de Pólvora. (Gun Shot Residue, GSR)
• Esta es una evidencia sumamente frágil y debe ser recolectada tan pronto como sea posible (preferiblemente dentro de las tres horas siguientes al disparo o disparos). Use el kit GSR y siga cuidadosamente las instrucciones. En el caso de sujetos vivos, si han pasado más de seis horas o si el imputado ha lavado sus manos, es poco probable que se obtengan resultados significativos. Si es necesario tomar la muestra de un cadáver, cuando quiera que sea posible, es importante tomar la muestra antes de mover el cuerpo. Si no es viable, envuelva las manos en bolsas de papel.
Restauración de Seriales
• Con gran frecuencia, los seriales adulterados pueden ser restaurados si no se ha socavado el metal demasiado al borrar el número.
• Siempre avise a la autoridad competente (en Venezuela el DARFA) si el arma va a ser numerada luego de la restauración. Si el número puede ser restaurado, en USA normalmente se reimprime sobre el armamento. Si la restauración resulta imposible, se le asignará al arma un nuevo número y se estampará por el Departamento de Justicia. La comunicación al DARFA debe hacerse mediante oficio sellado y firmado, cuidando de colocar la fecha, número de expediente o procedimiento, teléfonos a donde llamar en caso de dudas, serial del armamento en cuestión, hallazgos de interés. Debemos tener cuidado de guardar una copia de dicho oficio e ingresar la información al sistema informático si esta disponible.
Marcas de Herramientas.
Con frecuencia se encuentran marcas de herramientas en casos de delitos contra la propiedad, sin embargo no se limita a estos. La evidencia consiste en líneas o impresiones dejadas por las herramientas sobre los objetos en la escena del crimen y las encontradas en posesión del imputado. En otros casos, es posible por virtud de la comparación física y otras comparaciones que partes de las herramientas dejadas en la escena del delito se hayan roto o dañado y sean luego encontradas en posesión del sospechoso. En muchos casos, es posible identificar la herramienta específica que hizo las marcas en cuestión mediante la comparación en laboratorio de los puntos de contacto. Incluso, también es posible probar que marcas de varios tipos sobre las propias herramientas fueron causadas por contacto con los objetos encontrados en la escena del delito.
Preservación y Empaque de las Herramientas.
• Todas las zonas de las herramientas o utensilios recuperados que contengan pintura transferida, material de construcción, sangre, u otra contaminación deben ser envueltos en papel y empacados para prevenir que las partes protuberantes, filos, hojas o residuos, hagan contacto con otro objeto o material .
No Haga Pruebas con las Herramientas.
• No haga ningún intento ni experimento para encajar las herramientas sospechosas en las supuestas marcas dejadas por ellas o para marcas de prueba antes de ser examinadas en el laboratorio. Si se viola esta regla, la marca sospechosa o herramienta podría alterarse haciendo que el examen de laboratorio no tenga valor alguno. Además, los residuos de pintura transferidos u otras manchas sobre la herramienta podrían perderse o material adicional ser transferido a la herramienta.
Preservación de las Marcas.
• Cuando sea posible, envíe al laboratorio todo el objeto contentivo de la (s) marca (s) en vez de sólo remover el área marcada. Si es imposible, con mucho cuidado do*****ente las marcas con fotografías y sketches. A pesar de que las fotografías no son suficientes para que el laboratorio realice una comparación entre el objeto y la herramienta, le permitirá al experto determinar como se hizo la marca de tal suerte que las pruebas sean más fáciles.
• Una replica de las marcas puede hacerse por una persona que haya tenido considerable experiencia en esta técnica. Las replicas de poca calidad tienen escaso valor para propósitos de comparación y las marcas pueden resultar dañadas si el método empleado no es el correcto.
• Empaque el objeto contentivo de las marcas de suerte que no sufra alteraciones durante el traslado. Los objetos pequeños deben ser envueltos en papel limpio y colocado en sobres y cajas para evidencia. Las áreas importantes en objetos grandes pueden ser protegidas con papel. Los objetos grandes y enteros deben ser envueltos en cartones o entregados en persona.

Substancias Controladas y Preparaciones Médicas.
El laboratorio realiza el análisis de la marihuana así como de otras drogas y preparaciones medicinales que pueden estar vinculadas a delitos o encontrados en posesión del sospechoso . Cada muestra de material recuperado debe ser colocada en contenedor de papel, que puede ser sellado y marcado. Asegúrese de hacerlo bien, es un material que no debe perderse, particularmente en el caso de la marihuana, que en algunas presentaciones puede derramarse y gotear. Algunas drogas como el PCP, (parecido a la cocaína) deben ser guardadas en bolsas de plástico selladas. Las preparaciones medicinales indicadas por médicos encontradas en sus cajas o botellas deberían dejarse allí, sellarse y marcarse. La información existente en las etiquetas de las botellas o cajas ayudará al laboratorio. Por medio de pruebas químicas, la mayoría de las sustancias controladas y drogas comunes pueden ser identificadas. Muchas píldoras, grageas, y otras preparaciones médicas son difíciles de analizar e identificar a menos que las pruebas de hagan sobre grandes cantidades, o se encuentren pistas como el principio genérico o activo que contienen. En los casos en que encontramos drogas indicadas por médicos y conocemos la farmacia en que fueron comprados y los datos de la prescripción, deberíamos confirmar el contenido con información obtenida del vendedor. Con esta, el laboratorio podrá en muchos casos saber si el contenido es o no el mismo que el realmente prescrito o encontrado en el recipiente. Mientras las sustancias controladas pueden ser identificadas en muchos casos, el laboratorio no logra identificar todas las preparaciones médicas que son encontradas como evidencia en investigaciones penales con demasiada frecuencia. Todas las evidencias de esta naturaleza deben ser llevadas al laboratorio en paquetes sellados.
Do*****entos Falsos .
Estos tienen vital importancia ya que son identificados por virtud de la comparación en sus rasgos similares o disímiles. A los fines de hacer una identificación, es imperativo que tengamos suficientes muestras escritas por los involucrados, escritas en máquinas o impresoras, y todas las evidencias de este tipo en que podamos basar una opinión. Esto significa que necesitamos todo el material dudoso, así como suficiente material conocidamente originado en manos del sospechoso. Todo material dudoso debe ser enviado al laboratorio.
Ejemplares.
Se llama ejemplares a muestras que sabemos, con 100% de seguridad, vienen de manos del sospechoso. Es muy importante tener suficientes ejemplares que reflejen sus rasgos escriturales para que la comparación con el do*****ento cuestionado sea concluyente. Una o dos firmas encontradas en la licencia de conducir del imputado o en una tarjeta de crédito, en gran parte de los casos, no contienen suficientes rasgos característicos para alcanzar una opinión definitiva. En algunas situaciones, el análisis puede quizá arrojar un indicio más o menos grave para continuar la investigación. Para respaldar el hallazgo, es necesario obtener y examinar más ejemplares. Las evidencias recolectadas con ocasión de transacciones negociales, tales como facturas, pagarés, solicitudes de crédito y de empleo, cartas, chequeras, etc., son las que nos muestran las más de las veces, los rasgos escriturales comunes. En muchos casos, tiene relevancia que estas escrituras sean de la misma fecha que los do*****entos cuestionados. Es importante obtener ejemplares en la primera entrevista; el sospechoso podría no cooperar en entrevistas ulteriores. Cuando los ejemplares se obtienen debemos tratar de replicar en la forma más fiel posible las condiciones de preparación de los do*****entos dubitados. Si fue utilizado, verbi gratia, papel de líneas de color amarillo y tinta azul para confeccionar el do*****ento dubitado, el mismo color y papel o uno similar debería usarse para obtener los ejemplares. Si se trata de una carta o misiva amenazante que fue escrita con letra de molde o continua le pediremos al imputado que escriba en la misma forma. También le pediremos que escriba su nombre, dirección e historia personal varias veces. Así mismo, le daremos una nueva hoja de papel para cada ejemplar. Haga que la persona tome dictado de las palabras y números exactos que aparecen en el do*****ento cuestionado. Esta operación debe ser repetida al menos una docena de veces, retirando cada prueba de la vista del sospechoso en la medida en que sean terminadas. Si se trata de un cheque, las muestras han de ser tomadas en cheques en blanco o talones de papel del mismo tamaño. El número de ejemplares necesarios para la identificación en cada caso específico es indeterminado; por lo tanto, debe obtenerse un mínimo de doce ejemplares para cada do*****ento cuestionado. Si se trata de do*****entos escritos a máquina o impresora, es menester hacer varias copias del do*****ento cuestionado con la misma máquina o impresora usando matices oscuros, medios y claros. Al menos una copia debe hacerse quitándole la cinta a la máquina, o colocándose la cinta sobre el papel de suerte que las piezas que imprimen las letras por presión golpeen directamente la hoja o una hoja de papel carbón colocada encima para tomar la muestra. Esto nos ayuda a obtener ejemplares claros que pueden mostrar las desfiguraciones de las letras. Recoja siempre las muestras en papel del mismo color y tipo al usado en los do*****entos cuestionados.
Preservación de Do*****entos Cuestionados.
• Bajo ninguna circunstancia marque o altere los ejemplares o do*****entos dubitados. No haga ningún doblez, tampoco marcas, notas o aclaratorias sobre ellos. Las marcas personales para propósitos de identificación deben ser lo más pequeñas posibles en el reverso o en un área en donde este en blanco. Coloque todos los do*****entos en bolsas de plástico como en la foto al pie.

Envío de la Evidencia.
• Los do*****entos cuestionados pueden ser llevados personalmente o enviados por correo cuidando de que vayan protegidos por bolsas plásticas.
• En el caso de ser enviado por correo debe preferirse el certificado o currier privado. Si se trata de una cantidad muy grande debemos buscar otra forma pero en todo caso el paquete debe ser siempre sellado.
Do*****entos Chamuscados.
Cuando es necesario descifrar o examinar un do*****ento afectado por el calor, debemos poner máximo cuidado en evitar que se rompa o desintegre aún más. Básicamente, deberíamos colocarlos sobre algodón en una caja y entregarlos en persona al laboratorio. Sin importar la forma en que se empaque, resultará dañada esta evidencia si se envía por correo.
Otros Do*****entos.
Además de do*****entos escritos de puño y letra o por medios mecánicos y aquellos afectados por el fuego, existen otros exámenes que pueden ser hechos por laboratorios, los cuales incluyen, solo a título enunciativo:
• Restaurar o descifrar escrituras alteradas, forjadas o borradas.
• Comparación de cobertores de chequeras y sellos de goma con impresiones cuestionadas.
• Identificación de figuras o diseños.
• Comparación de papel y material impreso comercialmente, como cheques, cupones, facturas, tickets, etc.
• Comparación física de papel cortado o rasgado de varios tipos.
• Problemas relacionados con tintas, entrecruzamiento de trazos.
Huellas dactilares Latentes.
• Esta evidencia debería ser marcada en una forma distintiva, como se hace en el caso de cualquier otra evidencia física. Deberíamos tomar precauciones cuando marquemos esta evidencia, de suerte de no dañarla o destruirla.
• Una vez levantada con cinta, las huellas reactivadas deberían ser marcadas y selladas en sobres que contengan fecha, lugar, datos del personal comprometido.
• Fotografíe las huellas reactivadas con y sin marcadores y escalas .

Polvo magnético para reactivar huellas (arriba) levantador de gel (abajo).

Preservación de las Huellas Dactilares.
• La precaución más importante en todos los casos es la de evitar agregar más huellas a la evidencia, o destruir las que hallemos en el lugar del crimen.
• La gran mayoría de las huellas enviadas lo serán sobre papel, vidrio, metal, u otros objetos de superficie lisa. Cuando los artículos contentivos de huellas dactilares deben recogerse, tóquelos lo menos posible en las áreas en donde sea menos probable que existan huellas identificables, tal como en las superficies rugosas o cantos. Las botellas con huellas deben levantarse introduciendo el dedo por el cuello y haciendo presión por debajo con la mano.
• Deben usarse guantes de látex para recoger estas evidencias. Aunque al usar guantes y pañuelos evitaremos dejar nuevas huellas, no puede evitarse limpiar o regar las huellas que nos proponemos preservar a menos que se ponga sumo cuidado.
• Objetos grandes contentivos de huellas como vidrio, artículos de metal, armas de fuego, etc. deben colocarse en cajas de madera o cartón duro y asegurado con cuerdas o cierres de nylon para evitar el movimiento y el contacto con otros objetos en tránsito. Donde esta evidencia vaya a ser examinada es útil tener una mesa especial al efecto para que estén seguras y no sean movidas con facilidad. Las botellas y vidrio deben ser colocadas en el fondo de una caja de cartón.
• Los papeles y do*****entos que contengan huellas dactilares deben ser colocados individualmente en sobres de celofán o manila. Los sobres pueden ser puestos entre dos cartones duros y engrapados con cuidado de no dañar el do*****ento a los fines de su envío por correo. Las fotografías deben recolectarse en sobres de papel. En estas últimas es común encontrar huellas dactilares.