La Profesión Criminalística y Forense

La criminalística es una profesión que aplica los principios científicos al reconocimiento, documentación, preservación y análisis de la evidencia física de una escena del crimen. También puede involucrar la reconstrucción de los eventos mediante la evaluación de la evidencia física y el contexto del crimen123.

La criminalística es una profesión diversa y los criminalistas suelen especializarse en una o más de las muchas subdisciplinas, como la identificación de armas de fuego y marcas de herramientas, la biología/ADN, el análisis de sustancias controladas, el análisis de restos de incendios y explosiones y la ciencia forense de la vida silvestre1.

El requisito educativo mínimo para un criminalista es una licenciatura en química, biología, física, biología molecular, ciencias forenses o una ciencia física relacionada. Para algunos puestos se requiere una maestría. Al elegir un programa de ciencias forenses, es importante determinar si el programa está acreditado por la Comisión de Acreditación de Programas Educativos en Ciencias Forenses (FEPAC). Los programas acreditados ofrecen la cantidad necesaria de ciencia y matemáticas requeridas para ser un criminalista1.

Los criminalistas deben aumentar continuamente sus conocimientos en su disciplina. Para mantenerse al día con los muchos avances en la ciencia, el criminalista debe tomar cursos de educación continua. Después de aprobar con éxito un examen, el criminalista puede obtener la certificación del American Board of Criminalistics en una variedad de especialidades1.

Según las fuentes consultadas12, algunas de las especialidades de la criminalística son: