La visibilidad en los accidentes de tráfico

La visibilidad en los accidentes de tráfico
Fecha Martes, 24 de agosto de 2004 (6:39:54)
Tema Investigación y Reconstrucción

LA COMUNICACION VISUAL Y LOS ACCIDENTES POR TRANSITO DE VEHICULO.

Juan Martín Hernández Mota. ( Perito en Transito Terrestre)



Sabemos que el ojo es el que recibe el estimulo visual, pero el que “ve” es el cerebro, ya que es el encargado de procesar la información que percibe el ojo y es el proceso intelectivo el que decide la acción que realizaran los músculos del cuerpo (toma de decisiones en la conducción).
El conductor de un automóvil esta en movimiento relativo en relación con los objetos que se encuentran dentro de su campo visual.

Cuando un conductor observa algo que puede ser importante para su manejo, como alguna señal en el camino, un peligro o un cambio en la circulación de tráfico, la visión central se encarga de identificar o reconocer lo que el conductor observa, la agudeza visual es el detalle espacial mas fino que se puede percibir.

La calidad informativa de la interfase (medio ambiente-observador), es función del grado de concentración del conductor y de ciertas posibilidades y limitaciones humanas fundamentales.

Los factores mas importantes que debe tomar el investigador del accidente caen dentro de la biomecánica, circunscribiéndonos a los límites del movimiento de la cabeza, definidos por sus movimientos verticales y horizontales, mismos que reducirán o ampliaran su campo visual, no debemos olvidar que sumado al movimiento de la cabeza se encuentra también la rotación de los ojos.

En el campo de la biomecánica, los movimientos de las articulaciones y las posiciones tiene lugar en tres planos fundamentales: capital, frontal o coronal y transversal.

En el plano transversal u horizontal al movimiento de cabeza se le denomina rotación de cuello, el giro en este plano alcanza de derecha a izquierda un ángulo de 90° (45° a cada lado de la línea imaginaria que parte del punto central entre los ojos hacia el horizonte).Este giro puede ir mas allá en una posición forzada llegando hasta los 110°.

En el plano capital o vertical “flexión de cuello”, llegaría cómodamente de 0° a 30° hacia arriba (dorsal), y 30° hacia abajo ( ventral), en una posición forzada la ventral llegaría a 40° y la dorsal a 50°.
La International Standard Orthopaedic Measurements (ISOM), llama al primero “flexión” y al segundo “extensión”.

Hasta aquí hemos hablado del movimiento de la cabeza, pero. ¿Cuanto observamos con los movimientos conjugados del ojo y cuello?.

Según Human Factors Engineering, del Air Force Systems Command Handbook, el campo visual de una persona en el plano vertical y en posición dorsal llegaría a 90°, y en plano ventral también 90°, que conjugados, movimiento de cabeza y de ojos, llegaría a una visión de pez 180°.

Así mismo en el plano horizontal y con la conjugación de ambos movimientos (cuello-ojos), el campo visual se ampliaría a un ángulo de 210°, casi como un camaleón pero con un movimiento más.

No obstante, las amplitudes angulares del campo visual, no garantizan una visión eficiente. Y me refiero a que, aún cuando es muy amplio el campo visual del humano, solo lo que queda dentro de un ángulo de 30°, queda bien definido, y lo que se observa perfectamente es tan solo en un ángulo de 4° a 6°.

Por esto es tan importante el estudio de la visibilidad en los accidentes de tráfico y la consecuente atención del conductor al frente de su circulación.

mixe_mota@hotmail.com

Este artículo proviene de Causa Directa
http://www.causadirecta.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.causadirecta.com/modules.php?name=News&file=article&sid=88