Odontología Forense

1. Introducción
2. Breviario historico de la odontología
3. Odontología Forense En México
4. La Historia Clinica Dental
5. La Practica De La Odontología Forense En Otros Paises
6. Conclusiones
7. Referencias Bibliograficas

Odontología
forense

Indice
1.
Introducción

2.
Breviario historico de la
odontología

3.
Odontología Forense En México

4.
La Historia Clinica Dental

5.
La Practica De La Odontología
Forense En Otros Paises

6.
Conclusiones

7.
Referencias Bibliograficas

1.
Introducción

Dentro de las actuaciones
medicolegales llevadas a cabo
con las víctimas fatales como
resultado de un desastre, la
identificación de los cadáveres,
adquiere un papel relevante.
El frecuentemente elevado número
de fallecidos y el estado en
que suelen encontrarse sus
cuerpos (mutilados,
carbonizados, esqueletizados,
putrefactos, etcétera),
provocan un gran impacto en la
comunidad así como
dificultades para la
identificación de las víctimas.
Una situación particular se
presenta cuando ocurre la
variedad posiblemente más
universal y frecuente, el
desastre aéreo, donde a lo
anterior comúnmente hay que añadir
la presencia de cadáveres de
individuos de diferentes
ciudadanías.
La aplicación de los
conocimientos de Estomatología
ha demostrado ser de gran
utilidad en la identificación
de cadáveres, pues se basan
principalmente en aspectos
fisiológicos y en las
variaciones adquiridas del
aparato estomatognático como
reflejo de la actividad
socioeconómica del hombre, lo
que permite la elaboración de
técnicas especiales para
estos fines, que unidas a las
que aportan otras disciplinas,
son seleccionadas según el
caso.
Pero este proceso de
identificación masiva demanda
no sólo la presencia de
profesionales especializados,
sino también de la existencia
de un sistema operativo
integral, preconcebido.
Es el propósito en este
trabajo presentar un conjunto
de métodos particulares de la
Estomatología Forense
apropiados para la
identificación de cadáveres
en situaciones de desastres y
la posibilidad de selección
de acuerdo con los
requerimientos de la información
disponible.

El Odontólogo forense debe
tener conocimientos de
Antropología Humana para dar
con exactitud los resultados
con respecto a los peritajes
dentro de esta área.
Ya que dentro de los peritajes
no siempre nos vamos a
encontrar con cadáveres
dentro de un anfiteatro, en
ciertas ocasiones se tendrá
que trabajar con cadáveres
encontrados de identidad
desconocida por causas antes
mencionadas.
Desafortunadamente en México
no es frecuente la participación
del Odontólogo Forense ya que
no se tiene conocimiento de
que el odontólogo dentro de
su practica a nivel particular
o Institucional lleve in
control estricto de los
pacientes que atiende y sin la
complementación necesaria aun
en caso de tratamientos cortos
y simples como son radiografías,
fotografías, modelos de
trabajo, los cuales ayudarían
e incluso apoyarían a la
identificación de cadáveres
en investigaciones difíciles
de resolver.

2. Breviario
historico de la odontología

Inicios de la odontología.
Trescientos años antes de
J.C., un anatomista griego ya
había propuesto esta fórmula:
«no arranquéis,
curad». Un gran nombre
dominaba el arte dental y médico
griego, Hipócrates, médico
ilustre de Cos.
Sólo recurría a la extracción
en casos desesperados; describía
precisamente un método de
extracción de dientes
dolorosos y movibles con la
ayuda de «pinzas».
Si el diente ya estaba picado,
débil y dolorido, !hacía
falta «quitarlo»!,
si el diente no se movía, él
lo secaba quemándolo. Ya se
practicaba la extracción de
las encías, el uso de
enjuagues bucales y de gárgaras.
Los instrumentos quirúrgicos
tenían un lugar importante en
esta civilización; por ello
eran expuestos en el templo de
Apolo en Delfos, el Odontagra,
pinzas de plomo utilizadas
para las extracciones
dentales. Algunos pretendían
que el instrumento real fuera
de hierro y que sólo el
modelo fuese de plomo.
Desgraciadamente, si
Hippocrate ya conocía las
turbias y sufridas causas de
las infecciones dentales, los
medios terapéuticos que él
proponía estaban lejos de ser
eficaces y, bajo el cielo
sereno de Grecia, «el
dolor de muela» debió
debilitar la sabiduría de más
de un filósofo.

3. Odontología
Forense En México

En nuestra cultura
analizando la forma de vida
antes de la llegada de los
invasores Españoles nos
encontramos con datos históricos
que las incrustaciones de
piedras preciosas en los
dientes así mismo la forma
que les daban a través cortes
muy singulares no meramente
por adorno sino que era para
que se distinguiera quien eran
los dirigentes de los
Calpullis, así mismo de
acuerdo al color de la piedra
preciosa incrustada era su
rango. Esto se observa a través
desde los hermanos Dakotas del
Norte hasta la patagonía con
las diferentes culturas de ese
entonces.
Como podemos observar el echo
de dichos trabajos dentales ya
era una forma de identificación
entre las diferentes tribus,
sacándose como conclusión
que desde ese entonces ya era
utilizada la odontología como
método de identificación
aunque fuera únicamente de
rango.

Odontología forense
México – yucatan
En el siglo XVIII se creó en
la ciudad de México, y por
decreto real, una institución
llamada Protomedicato, que tenía
a su cargo algunas
resoluciones del orden legal.
No hubo en Yucatán este tipo
de cuerpo colegiado; sin
embargo, a principios del
siglo XIX, el Dr. Cipriano
Blanco fue nombrado
Subdelegado del Protomedicato
en Campeche.
En Mérida, a partir de 1804,
las actuaciones oficiales
quedaron a cargo del Dr. Alejo
Dancourt hasta 1834 en que
pasaron a responsabilidad del
Dr. Ignacio Vado Lugo, en razón
de su cargo de director de la
Escuela de Medicina de Yucatán,
hasta el año 1853 en que
falleció. El 4 de octubre de
1869 se aprobó un nuevo plan
de estudios para la Escuela de
Medicina de Yucatán,
Instituyendo la de Medicina
Legal y Toxologica que quedo a
cargo del Dr. Juan Antonio Pérez
Galves.
El 31 de marzo de 1882, el
gobernador Octavio Rosado
expidiera un decreto creando
las plazas de dos médicos
legistas y se nombró para
ello a los doctores Juan
Nicoli y Fernando Casares Martínez
de Arredondo; el 16 de
noviembre de 1883 fueron
designados los Drs. Andrés Saénz
de Santa María y García Rejón
y José Jesús Castro López.
Poco después, en 1889 en la
Escuela de Medicina, el Dr. Sáenz
ganó por oposición y en
forma ad-vitam, la cátedra de
Medicina Legal.
En 1907, el Dr. Castro López
renunció, por lo que fue
nombrado en su lugar el Dr.
Juan Wenceslao Miró y Pérez,
quien estuvo en el servicio
hasta 1913 en que lo sustituyó
el Dr. José González Palma.
En 1918 fue creado el
Departamento Médico-Legal,
designándose director general
al Dr. Sáenz, quien desempeñó
este cargo hasta el 31 de
diciembre de 1924. Al
jubilarse el Dr. Sáenz,
ingresó al servicio el Dr.
José Castro Fortuny. En 1942
fue nombrado el Dr. Avelino
Ruiz Sansores.
En 1945, se separó el Dr.
Castro y fue suplido por el
Dr. Oswaldo Riera Cardeña. En
1950 se designó al Dr.
Gonzalo Marcín Cervera. El
Dr. Riera renunció en 1951 y
lo suplió el Dr. Víctor
Manuel Núñez Grintal, quien
a su vez renunció en 1953,
ocupando la plaza el Dr. Delio
Ángel Aguilar Vázquez. En
enero de 1979 se designó para
la jefatura al Dr. José
Francisco Cambranis Puga en
1984 al Dr. Jorge Hadad
Herrera, en 1986 al Dr. Juan
M. Álvarez, y en 1990 el Dr.
Fernando Olivares Alcocer. En
1995 asumió nuevamente la
jefatura del Servicio Médico
Forense el Dr. Hadad Herrera.
En 1987 se fundó la Sociedad
Yucateca de Medicina Forense,
que agrupa a los profesionales
de esta disciplina.

Desarrollo
Los dientes ofrecen mucha
información para la comparación
de los datos antemortem con
los postmortem.
En primer lugar, porque al
estar, en parte, formados por
el tejido más duro del cuerpo
humano (el esmalte); por la
relación forma–tamaño de su
anatomía y por la protección
física que encuentran sus raíces
al estar encla vadas en los
huesos maxilar superior y mandíbula,
con gran frecuencia aparece
como única fuente de
información prácticamente
intacta.5
En segundo lugar, la gran
estabilidad evolutiva que
poseen sus coronas, sigue un
modelo poligénico que aunque
actualmente es desconocido, se
manifiesta en algunos
caracteres morfológicos de
importancia poblacional6
(ejemplo: alta frecuencia de
dientes en forma de pala en el
grupo racial mongoloide).
Y por último, porque de todas
las estructuras duras de
origen mesodérmico, los
dientes son los únicos que en
el sujeto en vida se
encuentran en contacto directo
con el medio ambiente, por lo
que algunas actividades económicas
e inclusive culturales del
hombre, pueden dejar
«huellas» que unidas
a los tratamientos odontológicos
son de gran utilidad para
establecer la identidad de una
persona.
Las condiciones físicas de
los cuerpos de las víctimas
en los desastres masivos
pueden ser variables, sin
embargo,la aplicación de técnicas
propias de la Estomatología
Forense son en esencia las
mismas usadas en las
identificaciones de
«rutina» de un cadáver
en situaciones normales.
Lo que distingue el trabajo de
los estomatólogos forenses en
tales circunstancias (al igual
que al resto de los expertos)
son los aspectos organizativos
concernientes a la integración
en un grupo
multidisciplinario; no
obstante la mayor relación la
guarde con los antropólogos
forenses.3
Las estimaciones de la
estatura, del sexo, la edad y
el grupo racial constituyen
los elementos básicos en la
identificación humana, al
extremo de que estas variables
son conocidas como las
«cuatro grandes».
No hay ningún método
eficiente para estimar la
estatura a partir de alguna
estructura ósea del cráneo
por lo que no nos referimos a
ellas.

Estimacion De La Edad
Existe una gran correlación
entre la edad cronológica y
la edad biológica; por esa
razón, la segunda es
utilizada para estimar a la
primera que es en definitiva
la que se requiere como
elemento de trabajo en la
identificación médico legal.
La maduración dentaria
principalmente y el brote de
los dientes son los recursos más
eficientes para estimar la
edad en niños pequeños y en
subadultos y puede ser de gran
ayuda el estado de calificación
de los terceros molares en
individuos con menos de 25 años
de edad.
Gustafson propuso un método
para la estimación de la edad
en adultos en el que utiliza
una ecuación de regresión
lineal múltiple, donde
aparece un grupo de variables
y da un sistema de
puntuaciones para los valores
que pueden tomar cada una de
ellas. Sin embargo, esto ha
sido muy discutido y no son
pocos los autores que han
destacado que solamente el
grado de translucidez de la
dentina puede dar información
al respecto.7
En la tabla aparecen algunas
alternativas para la
determinación de la edad por
los dientes.

Determinacion Del Sexo Y La
Raza

La determinación de las
variables sexo y raza
presentan una gran dependencia
metodológica, pues
generalmente en los métodos y
modelos estadístico-matemáticos
empleados se consideran las
variaciones de una con
respecto a la otra.
Aunque existen regiones anatómicas
capaces de brindar mayor
información y por lo tanto,
proporcionar técnicas más
eficientes, los dientes y
maxilares pueden usarse con
estos fines, sobre todo, en
cadáveres muy fragmentados o
carbonizados.8,9 Para tales
casos están las funciones
discriminantes para determinar
el sexo y la raza por
odontometría en cubanos.5

Determinacion De La
Nacionalidad
Los materiales usados en las
reconstrucciones dentales,
aparatos prótesis y ortodóncicos
y en otros tratamientos
propios de la Estomatología,
no siempre son los mismos en
distintos países. Además,
pueden encontrarse técnicas o
«estilos» diferentes
en los diseños y
procedimientos.
También, y como elemento de
ornamentación más que terapéutico,
en algunos humanos se
practican variantes
ornamentales que alteran estéticamente
a los dientes anteriores.
En consecuencia, estas
diferencias pueden
aprovecharse en el intento de
clasificar a los cadáveres de
acuerdo con el país de
origen. Tal posibilidad, como
puede entenderse, proporciona
un magnífico recurso en la
identificación masiva de víctimas
por desastres aéreos y
adquieren mayor importancia en
aquellas situaciones en que ya
sea por insuficiencia de
información u otra razón, no
sea posible la identificación
absoluta de todos los
fallecidos.

4. La
Historia Clinica Dental

El método general en
identificación forense
consiste en la comparación de
los datos premortem con los
posmortem; por lo tanto es una
premisa imprescindible que sea
factible la recogida de
información necesaria del
sujeto en vida (presunta
identidad). Así, la historia
clínica dental, ofrece un
excelente registro de los
«trabajos dentales»
presentes en un paciente, muy
útiles como datos
particulares de la identidad.
Debe investigarse si existen
historias clínicas de
especialidades de estomatología
de las presuntas identidades
cuestionadas, pues el valor de
estos datos es inestimable y
en muchos casos suficientes
para la identificación
positiva o absoluta de un
individuo.

El Dentigrama U Odontograma
El dentigrama u odontograma
constituye fundamentalmente un
documento de trabajo que
generalmente se incluye en la
historia clínica de
operatoria dental, por medio
del cual el estomatólogo
registra mediante símbolos
los tratamientos y afecciones
presentes en la dentadura de
un paciente.
Este diagrama es la forma más
universalmente difundida de
registro usado por los
dentistas. Desafortunadamente,
no se ha adoptado un sistema
único de representación y
ello puede en ocasiones
conducir a errores, y aún más
cuando el trabajo médico
legal recaiga en extranjeros.
Es recomendable en estos casos
informarse al respecto con las
autoridades correspondientes.

Alteraciones De Los Tejidos
Blandos
Los tejidos blandos de la
cavidad bucal también pueden
ofrecer información acerca de
la identidad de una persona,
por ello, el examen estomatológico
deberá incluir estas
investigaciones. En ocasiones
la presencia de tatuajes en la
mucosa oral u otras anomalías
son suficientes para
establecer una identificación
positiva o absoluta de la
presunta víctima.

Necropsia Bucal
El elevado número de cadáveres
y las circunstancias de muerte
en los desastres masivos,
conlleva a que el rigor mortis
no permita el acceso adecuado
a la cavidad bucal, por lo que
estará indicada la remoción
de los maxilares, mediante la
necropsia bucal.1 La aplicación
de esta técnica posibilita no
sólo el no dañar a los
dientes y las restauraciones
con manipulaciones forzadas,
sino además, una mejor
visualización para el examen
forense, poder observar los
huesos del maxilar superior y
mandíbula después de la
eliminación de los tejidos
blandos y que sea más fácil
el estudio radiográfico.
Para determinar la edad en niños
y subadultos la necropsia
incluirá las extracciones de
dientes y folículos para así
analizar directamente el grado
de clasificación en que se
encuentran.

El Estudio Radiográfico
El estudio radiográfico
forense constituye un medio
inestimable en la detección
de enfermedades
dentomaxilares, caries
proximales, tratamientos
pulporradiculares, dientes
retenidos, etc.
El examen clínico estomatológico
de los pacientes incluye con
mucha frecuencia al radiográfico,
que se anexa a la historia clínica
dental.
Los datos pre y postmortem,
permiten la comparación de
las formas y contornos de las
restauraciones y de los senos
maxilares y frontales, y por
supuesto, la técnica radiológica
con fines de identificación
forense nos será muy útil en
la estimación de la edad
atendiendo a los estadios de
maduración dentaria durante
las 2 primeras décadas de
vida.

El Estudio Fotografico
El uso de fotografías como
medio de conservación gráfica
de las evidencias particulares
de un cadáver
(identificadores), requiere
una atención especial por
parte del estomatólogo
forense por la importancia
documental y testimonial que
adquieren. Siempre que se
practique la necropsia el
trabajo fotográfico esmerado
deberá tenerse como una máxima.

Procesamiento Automatizado
Aunque el estudio comparativo
de las evidencias estomatognáticas
nos lleva ineludiblemente al
análisis e interpretación de
los datos de forma personal
por parte de los peritos,
cuando se trabaja con mucha
información, como sucede en
los desastres masivos, el
procesamiento automatizado por
programas computarizados diseñados
al respecto, se convierte en
una magnífica herramienta
para la gestión de datos, por
lo que viabiliza la fluidez y
organización del proceso de
identificación y en
consecuencia, disminuye
considerablemente el tiempo útil
y aumenta la capacidad de
trabajo del personal
calificado. Con esta intención
se han aplicado programas de
computación en estomatología
forense para la identificación
masiva de cadáveres; el
programa CADMI (EE.UU.) es el
más ampliamente divulgado en
el continente americano.

Areas De Las Que Se Auxilia
La Odontología Forense

  • Antropología Humana
  • Tanatología
  • Anatomía Humana
  • Anatomía Dental.
  • Medicina Forense
  • Neuropsiquiatría Forense
  • Balística Forense
  • Etnología

5. La
Practica De La Odontología
Forense En Otros Paises

El desarrollo Urbano de las
grandes Urbes del Mundo
incluyendo nuestro país y con
el aumento día a día de la
delincuencia y el crimen
organizado, se han visto en la
necesidad de apoyarse y
mejorar el manejo de la
tecnología, como método de
identificación incluyendo la
odontología forense, los países
que mas han desarrollado esta
área son:

    • Dinamarca
    • Noruega
    • España
    • E. U.
    • México
    • Cuba

En el orden antes escrito
es la importancia del avance
en el área de odontología
forense.

Sistema n.n.d.m. No name
por datos memorizados
Considerando la posibilidad de
poder implementar un sistema
que hiciera más fácil la
identificación humana, ensayé
un método de fácil aplicación
y utilización que puede ser
llevado a la práctica desde
un fichero común y/o a través
de un programa «Ad
Hoc» en una computadora.
Basándonos en las conocidas
fichas dentales, sería
interesante formar un banco de
datos que pueda ser consultado
y al mismo tiempo acrecentado
por diferentes fuentes
allegadas a la justicia.
Normalmente, la evolución que
tienen estas fichas dentales
en los procesos tendientes a
buscar la identidad de las
personas, siguen distintos
caminos según el criterio de
los funcionarios que
intervienen.

Sistema N.N.D.M.
Básicamente consiste en la
agrupación ordenada de los
identoestomatogramas (fichas
odontológicas realizadas por
el Perito Odontólogo durante
la recolección de datos sobre
el elemento a periciar,
tendiente a la identificación)
y las fichas aportadas por
personas interesadas en lograr
una identificación a través
de este medio.
Todas las consultas realizadas
que ingresan al sistema y que
contengan datos iguales a los
de la ficha archivada, dará
como consecuencia -en primera
instancia- una (o varias)
posibilidades de obtener una
identificación positiva. Las
fichas que ingresen y
contengan datos distintos
-luego de una revisión y
auditoria profesional- pasarán
a acrecentar el banco de datos
del sistema.
Ante la ausencia de la mayoría
de los datos identificatorios
tradicionales que nos permiten
un ordenamiento normal, se
hace imprescindible crear una
forma para poder ordenarlos de
tal manera que podamos
encontrar las fichas lo más rápido
y eficientemente posible, con
más probabilidades de éxito
en la confrontación.
Lo importante del sistema es
que nos permite el ingreso de
la cantidad de datos que
consigamos, a fin de lograr
una identificación positiva.
Para perfeccionar el sistema
en base a la práctica, la
experiencia y la tecnología
con el procesamiento de datos,
comenzamos con una agrupación
básica. Para ello las
agruparemos por
:

1.
Sexo
1.0. Datos insuficientes
1.1. Masculino
1.2. Femenino
2. Edad
2.1. hasta 15 años
2.2. de 15 a 25
2.3. de 25 a 35
2.4. de 35 a 45
2.5. de 45 a 55
2.6. más de 55 años
3. Piezas presentes
ante-morten
3.0. desdentado total hasta
3.32. dentición definitiva
completa
4. Piezas con caries
4.0. ninguna pieza con caries
hasta 4.32. 32 piezas con
caries
5. Piezas con restauraciones
5.0. sin piezas restauradas
hasta 5.32. 32 piezas con
restauración
6. Si es o tiene signos de
haber sido portador de prótesis
6.0. no posé
6.S. en maxilar superior
6.I. en maxilar inferior
6.S ó I.1 fija
6.S ó I.2 parcial removible
6.S ó I.3 completa
7. Condición
7.0. Control de búsqueda por
ficha aportada al sistema por
interesados
7.1. Identoestomatograma en
vivo
7.2. Identoestomatograma en
cadáver
7.3. Identoestomatograma en
restos óseos
8. Fecha
Bastará con los dígitos
correspondientes a la década.

Ejemplo: portador de prótesis
completa superior y prótesis
parcial removible inferior.
Será representado de la
siguiente manera: 6.S.3 ;
6.I.2

Integremos el sistema
Al ingresar los datos
obtenidos, éstos serán
ubicados (ordenados,
discriminados) manual o automáticamente
por ordenamiento matemático
de numeración creciente.
Primero tendremos la división
en tres grupos. Luego cada uno
de estos por edad. A su vez
dentro de estos grupos, se
ordenan por numeración
creciente: piezas presentes;
luego dentro de los mismos
grupos, piezas restauradas y
aportación de prótesis.
Ejemplo: si tenemos ahora un
cadáver de sexo femenino, con
los terceros molares (muelas
de juicio) sin terminar de
erupcionar, con ausencia de
dos primeros molares (por
extracción o agenesia), con
tres piezas restauradas con
amalgama, dos piezas con
caries, con una corona de
acero en un segundo molar
superior; tendremos una
clasificación de:
1.2-2.2-3.30-4.3-5.2-6.S.1-7.2-8.95
o simplificando
2-2-30-3-2-S.1-2-95
simplificando más
22-30-32-S1295

Perteneciente a una persona
de sexo femenino, entre 15 y
25 años de edad, con 30
piezas dentarias presentes en
la boca, con tres piezas
restauradas, dos piezas con
caries, portadora de prótesis
fija en maxilar superior,
identoestomatograma realizado
sobre cadáver en el año
1995.
Al otorgarle a cada dato una
numeración y un ordenamiento
dentro del dígito, nos
permite realizar una rápida búsqueda
de cada grupo de fichas que
tengan las mismas características;
aunque los datos con los que
entremos al sistema sean
incompletos. El permitir su
ubicación por separado,
facilita y agiliza enormemente
el registro y la confrontación.

6.
Conclusiones

La odontología Forense,
relacionada con la
identificación masiva de cadáveres
en situaciones de desastres;
se hacen proposiciones metodológicas
sobre el modelo operacional en
estas circunstancias y
referencia a la factibilidad y
eficiencia de los métodos de
identificación más
utilizados, teniendo en cuenta
las condiciones del lugar
donde se produjo el hecho, las
características socioeconómicas
de la población involucrada y
los recursos humanos y
materiales con que cuenta el
Grupo de Identificación
Forense.
El uso de los métodos
especiales de identificación
de la estomatología forense,
es imprescindible dentro de
las actuaciones medicolegales
relacionadas con la
identificación masiva de cadáveres
en situaciones de desastres.
Estas técnicas adquieren
mayor valor de aplicación en
aquellos casos en que la
integridad física de los
cuerpos de los fallecidos se
encuentre muy afectada y básicamente
no difieren de cuando son
utilizadas en otras
circunstancias.
Lo que distingue al trabajo
del estomatólogo forense en
situaciones de desastres, es
su integración a un grupo
multidisciplinario bajo un
sistema organizativo
particular.

7.
Referencias Bibliograficas

Whittaker DK, Mac Donald
DG. Forensic Dentistry. A
Color Atlas. England: Wolfe
1989.
Sopher IM. Forensic Dentistry.
Illinois Charles C. Thomas
1990.
Colectivo de Autores. Manual
para el manejo masivo de cadáveres.
La Habana: Palacio de las
Convenciones, 1991.
Correa RA. Estomatología
Forense. México: Trillas,
1990.
Toribio LR. Determinación del
sexo y la raza por dimensiones
dentarias en cubanos. México:
Anales del INAH, 1991.
Pompa JA. Antropología
dental. Aplicación en
poblaciones prehispánicas. México:
Instituto Nacional de
Antropología e Historia,
1990.
Kowalski Ch. A commentary on
the use of multivariate
statistical methods in
anthropometric research.
American Journal of Physical
Antropology. U.S.A., 1973.
Bass WM. Human Osteology.
Missouri Archaeology Society.
Special Publication; 1971.
Lagunas Z. La determinación
sexual en mandíbulas por
medio de funciones
discriminantes. México, D.F.:
Anales del INAH, 1974.
Comas J. Manual de Antropología
Física. México: Instituto de
Investigaciones Antropológicas,
UNAM, 1983.
Ciocca L. Elementos de
Odontología Legal. Santiago
de Chile; Ciocca, 1980.