Quién determina la gravedad?

 Werther Blanco
Hace algunos meses el experto en Balística Mario Antonio DelGiudice compartía ciertas vivencias con alguno de nosotros y llegamos a tocar el tema de las lesiones. Lo que estuvimos hablando es que en la actualidad en muchos países del mundo cuando una persona es objeto de alguna lesión, deber como es correcto acudir al médico legal para su examen pertinente y éste a su vez plasma en un informe la información médico-legal para posterior trámite o record.

  


 Estoy seguro que todos los médicos legales hace un excelente trabajo al determinar el tipo de heridas, posible arma comprometida, órganos afectados, trayectorias, etc. Sin embargo surge un problema cuando el informe médico legal del facultativo es quien juzga la gravedad de las heridas que a nivel legal tiene un peso bastante significativo a la hora de algún juicio o una simple demanda o denuncia.

   El problema surge por la evaluación del daño no de la intención, el médico legal que examina a una ama de casa con leves hematomas no está al tanto de cómo surgieron pues, puede haberse producido por una mínima discusión, un acto sexual poco ortodoxo o por un intento de homicidio. La persona cuando pone una denuncia de este tipo normalmente el trámite se divide en 2 partes, una el relato de la persona agraviada a la autoridad policial y la otra el informe del médico legal practicado a la persona, lo que aunque no parezca, induce a cualquier abogado defensor a valerse de una duda razonable pues, si el esposo intentó asesinar a su mujer como lo asegura la denuncia puesta por ella, el informe médico legal solo señalara de unos pocos hematomas que a capricho de su fragilidad capilar, contextura o color de piel pueden ayudar a no establecer con claridad lo que pudo haber ocurrido.

Surge entonces la necesidad de un nuevo concepto que sirva de ayuda legal a la víctima y no se convierta en un obstáculo más para la ya casi inalcanzable justicia. Les pongo un  ejemplo que en su oportunidad me plantearon; «¿Se imagina usted que alguien conocido lo agreda disparando una ráfaga de 9mm y usted solo presente 2 heridas de tipo sedal?, ¿Qué sentiría al ver que el informe médico legal señala el caso como un caso de heridas leves, casi omitidas por el marco legal?. Aquí está el epicentro de todo, usted iba a ser objeto de homicidio, por fortuna solo presentó roces de proyectil pero en la entrada de su casa están los casquillos, los 12 impactos de proyectil que claramente muestran el grado de la intencionalidad de matar, entonces su caso no llegará a las consecuencias debidas pues usted presentó heridas leves, ¿injusto no?.

   Por estas razones quizás deba surgir una especie de informe médico policial que cohecione la denuncia la descripción de los hechos conjuntamente con informe médico legal que si bien es cierto no puede parcializarse, debe tomar en cuenta  las circunstancias que rodearon el hecho, la justicia es el motor de una buena sociedad, si el presidente de un país resultara agredido por una botella lanzada de un meeting la persona que lo hizo iría presa, eso lo saben todos pero,¿ y si sólo se tratara de su hijo?.

http://groups.msn.com/ablanco