Resolviendo la Resolución del Escáner

 

Imagen de Escaner PC WORLD Año II Número 21 Etapa III Abril 1999.

La mayoría de los peritos en Documentoscopia estamos pendientes de los nuevos avances de la informática para aplicarlos en nuestra profesión, lo cual además de reducir horas de trabajo reduce costos.

Una de las herramientas que siempre está bajo la mira del experto es el rastreador digital, conocido como comúnmente como escáner. Este periférico permite la adquisición de imágenes, bien para su estudio o bien para el diseño de gráficos explicativos de los resultados obtenidos.

Al momento de tratar de elegir un escáner para uso profesional deben tenerse en cuenta ciertas consideraciones técnicas, mas aún cuando los fabricantes para vender sus productos pueden ofrecer prestaciones engañosas para llevarnos  a tomar una decisión a favor de sus productos. Para sostener lo antes expuesto, está demostrado  que en escáneres de especificaciones idénticas no se obtienen los mismos resultados.

Uno de los tópicos fundamentales para la escogencia de un escáner es la tan nombrada resolución. Esta es la primera característica que resalta en la caja o en la propaganda del mismo. Esta resolución está compuesta por dos números que reflejan la capacidad de captación de puntos por pulgada cuadrada, por ejemplo, podemos encontrar en un escáner una resolución : 600×1200, pero, ¿Que significan estos números?. La lógica y la matemática convencional nos indicarían que estamos en presencia de un sensor óptico cuadrangular con una capacidad vertical de 600 puntos y horizontal de 1200 o viceversa.

 La realidad, es que el primero de los  números  representa la resolución óptica del escáner determinada por la cantidad de  sensores CCD   o  CIS (los cuales trataremos por separado en una siguiente entrega), por pulgada lineal. De lo antes expuesto podemos asegurar que el escáner del ejemplo utilizado tiene 600 sensores dispuestos linealmente por cada pulgada, por lo que para adquirir una imagen el escáner lo hace por barrido lineal de estos sensores.

El segundo numero representa   la resolución mecánica, es decir, la capacidad del paso del motor  para  desplazarse por la imagen. Mientras mas preciso sea el motor, podrá tener una mayor resolución de este tipo. La resolución mecánica  entonces no es mas que la capacidad del escáner de hacer desplazamientos menores al ancho de los sensores ópticos. Lo antes expuesto indica que cuando la resolución mecánica  es el doble de la óptica, la imagen sufre el proceso llamado interpolación, que no es mas que el tratamiento de los datos de la imagen para fusionarlos por proximidad de color a través de la inserción de puntos que no fueron captados físicamente, lo que significa científicamente la perdida de la fidelidad o de la realidad de la imagen.

Entonces, en los escáneres de 600 puntos ópticos la capacidad máxima sin interpolación es de 600×600, y esta es la recomendada en principio para  la adquisición con fines científicos (por supuesto que la resolución óptica   debe ser mayor a los 600 d.p.i. [dots per inch] para la Documentoscopia lo cual los hace mas costosos. Forzar una resolución mayor a la óptica, equivale a la modificación por software de la imagen original lo que se puede traducir en perdida de detalles desde el punto de vista documentoscopico. Por lo antes expuesto podemos decir que lo que nos importa al escoger un escáner es la resolución óptica, que es en realidad la capacidad que tiene el escáner para resolver detalles sin artificios de programación.

Otro tema fundamental es la profundidad de color o capacidad de adquirir colores del original a ser escaneado. Esta profundidad se mide  en bits (8, 10, 12, 24, 30 o 36),  que traducida a lenguaje simple, significa la capacidad de asignación de valores numéricos o digitales para el establecimiento de la imagen en el programa desde  o a través del sensor analógico o CCD del aparato . En este aspecto los fabricantes también pueden engañarnos, debido a que también pueden ofrecer por ejemplo una profundidad de color de 32 bits, siendo obtenida la misma por interpolación.

Ahora se están complicando mas las cosas , ya que por ejemplo un fabricante tiene desarrollada una nueva tecnología que ofrece el "mejoramiento" de imágenes a base de la combinación de interpolación y procesamiento digital, es decir doble perdida de fidelidad.

 Un elemento fundamental para la utilización del escáner es el programa utilizado para su adquisición y tratamiento, entre los cuales podemos mencionar el Photoshop y el Corel en sus últimas versiones. Estos programas tienen la capacidad de aprovechar y procesar color de mas de 24 bits. Para entender un poco mejor lo de los bits de profundidad podemos reseñar que un convertidor de 8 bits puede ver 256 niveles de color o de densidad de color (2 a la octava potencia).
 
Podemos concluir preliminarmente que tenemos de cuidarnos a la hora de escoger un escáner de revisar sus especificaciones técnicas y sobre todos las ópticas, al igual que cuidarnos de ofertas, ya que pueden llegarse a encontrar escáneres muy económicos que a la final carecerán de fidelidad, ya que lo económico significará baja calidad de componentes tales como lentes que son de los que mas duelen en el presupuesto de los fabricantes.

Caracas, (Septiembre 2003

Bibliografía:
PC World Venezuela, Año II Número 21 Etapa III Abril 1999.
PC Magazine Vol 18 No. 15, Septiembre 1999.