Hussein no murió por asfixia, sino por rotura

Eluniversal.com
Hussein no murió por asfixia, sino por la rotura de las vértebras del cuello, indicó un experto jordano que asistió a la ejecución y que durante años se encargó de controlar ahorcamientos ordenados por la justicia, de acuerdo con el portal electrónico adnmundo.com

«El tipo de paja seca usada para formar la cuerda, el modo en que estaban trenzados los hilos, la anchura del nudo en torno al cuello, el gran espesor del lazo y su posición, no tras el cuello sino a un lado de la cabeza, confirman la intención de no causar la muerte por asfixia», explicó el especialista.

El especialista señaló además que el ahorcamiento con otras técnicas puede dejar al condenado con vida durante 15 minutos desde la apertura de la trampa, mientras el sistema ideado por los ingleses causa la muerte en menos de un minuto.
 
Para el experto, «el cerco del nudo en torno al cuello de Hussein le permitió al lazo impulsar a lo alto el mentón y romper de golpe las vértebras». Manifestó que «antes de cada ejecución, los técnicos encargados de preparar el lazo miden la altura del condenado, su peso y presión sanguínea, y la distancia que separa el cuello del mentón».

Lea la Noticia